Menú principal

Usuarios en Linea

Tenemos 44 invitados conectado(s)

Buscador general

JORGE "BICHO" DEL BUONO NOS CUENTA COMO VIVIÓ EL RALLY LEGEND Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 9
MaloBueno 
Otros
Viernes, 22 de Octubre de 2010 17:48

Una vez mas el orgullo nos invade gratamente, en este caso el mismísimo Jorge Del Buono nos cuenta en primera persona como vivió el Rally Legend que disputó el pasado 7, 8 y 9 de Octubre el cual asistió con Gustavo Trelles invitado por la organización.

 

-¿Cómo recibieron Gustavo y vos la invitación para el Rally Legend?

-Hace aproximadamente dos meses, Gustavo recibió una invitación para correr en la 5ª edición de la “Trepada al Nido Dell’Aquila”, que se realiza en Italia y donde Gustavo se impuso en 1991, nada menos que ante Miki Biasion. Esa prueba se realizó entre los días 11 y 12 de septiembre en la zona de Nocera Umbra, en la provincia de Perugia. Gustavo llegó el mismo sábado de la competencia y no pudo realizar las dos pasadas previas por llegar apenas diez minutos antes de la primera manga. No tuvo otra alternativa que calzarse el buzo y el casco y salir a girar solo, sin navegante, una medida que era opcional. Así completó las tres mangas del sábado y luego pidió autorización para tomar notas junto a una navegante italiana, para poder memorizar el trazado del domingo, cuando se concretaran dos pasadas más. Al cabo de la primera manga de la segunda jornada, Gustavo arribó en el 2º lugar. Y fue primero en la segunda, lo que le permitió asegurarse, por suma de tiempos, el segundo puesto de la clasificación general, a sólo tres décimas del ganador Simone Campedelli. Tercero fue Francois Delecour. En definitiva, fue la gran revelación teniendo en cuenta los años transcurridos sin competir. Y fue en ese momento que recibió la invitación para participar de la 8ª edición del Rally Legend.

-¿Cómo hace la organización para juntar tantos y tan variados autos?

-La gente que organiza el evento es de la ciudad de Bologna y trabaja todo el año para realizar dos pruebas. Una de ellas es esta competencia, que reúne a los principales referentes de la especialidad y hasta se permite la licencia de descartar unos 25 autos. El cupo máximo es de 140 participantes en las pruebas de velocidad, mientras que unos 15 invitados parten antes de los punteros para mostrar sus máquinas.

 

 

-¿De qué forma la organización afronta los gastos que origina semejante organización?


-La organización adquirió mucho prestigio luego de siete años de realizar este tipo de eventos. Además, cuenta con el importante apoyo del gobierno de la República de San Marino, así como también de muchos sponsors que se interesan en la competencia. Es válido remarcar que los pilotos invitados reciben diferentes servicios sin cargo, ya sea hoteles, comidas e inscripciones. El resto, en tanto, debía abonar 800 euros de inscripción y otros 150 para realizar el shakedown. Y aparte, costear los gastos de hotel y demás.

-Un amante del rally como vos, ¿qué sensaciones siente al ver a todos juntos, casi toda la historia del Rally, como son Lancia 037, Mini, Lancia Delta, Lancia Delta S4, Escort modelos ‘70 y ‘90, Ford RS 200, Audi Quattro, Opel Azcona, Porsche, Subaru Impreza, Mitsubishi Lancer, Toyota Célica, Fiat 131, Peugeot 206, Lancia Stratos, entre otros? 

-Realmente me encantaba la idea de participar y reencontrarme con varios pilotos de antes, con quien participamos tantos años del rally. Aunque nunca había imaginado que podría encontrar un parque automotor tan hermoso. Fue un volver a vivir y, encima, con casi 45.000 personas que concurrieron al espectáculo.

 

 

-¿Cómo es el Delta Grupo S1? ¿Cuáles son sus características principales? ¿Es tan feo como se lo ve en las fotos?


-Nosotros pudimos observarlo recién el viernes por la mañana, porque se terminó de armar apenas 48 horas antes con la ayuda de los ingenieros de Lancia (el proyecto estuvo guardado durante 25 años). Miki Biasion nos contó que salió a probarlo y resultó más potente que la S4, modelo al que tuve la suerte de tripular junto a Jorge Recalde, en 1986. Ese auto tenía 720 caballos de potencia y la aceleración era igual o superior que la S4. Con este, Miki participó solamente del sexto tramo, denominado Súper Especial Legend. La intención de la organización fue mostrarlo al público en carrera. Realmente fue toda una obra de arte lo que hizo Giuseppe Volta para poner en marcha esta joya.

-¿Con qué antiguos pilotos y navegantes te encontraste?


-Fueron un montón: Walter Röhrl, Miki Biasion, Francois Delecour, Didier Auriol, Juha Kankkunen, Alessandro Nannini, Jacky Ickx, Fabrizio Tabaton, Luca Pedersoli, Federico Ormezzano, Giovanni Del Zoppo, Bruno Bentivogli, entre varios más. También con otros que fueron a ver la competencia, como Tiziano Siviero. Casi todos fueron pilotos; muy pocos navegantes de nuestra época participaron, algo que me llamó la atención. Para nosotros, fue un sueño participar de este mega evento. Gustavo se pasó tres días firmando infinidad de autógrafos, lo mismo que las otras figuras.

 

 

-Particularmente, ¿con qué diferencias te encontraste a las carreras tradicionales que solían disputar con estos mismos autos?


-La competencia es de velocidad, muy similar a las que corríamos. Sólo le agregan chicanas, marcadas con fardos de pasto, para quitarle algo de velocidad final a los autos, ya que tienen muchos años. De todas maneras, la parte motriz se mantiene a pleno. Nosotros al principio pensábamos participar con un Lancia, pero cuando nuestro amigo preparador Mauro Nocentini lo fue a observar, no le gustó. Al auto le faltaban varios detalles y fue ahí cuando la organización nos contactó con los hermanos Balletti, de la localidad de Asti, que tenían un Porche 911 RSR 3.0. Ese modelo venía de ganar el rally de Elba, la semana anterior, y ya había triunfado en las ediciones de 2006 y 2007 (antes tenían un minuto de ventaja sobre los integrales). La realidad es que no tuvimos tiempo de probarlo y recién tomamos contacto con el auto en las cinco pasadas que nos permitieron realizar en el shakedown. Para Gustavo se trató de un gran desafío, ya que no competía sobre coches de tracción trasera desde la época del Ford Escort. Encima el rally comenzó con dos tramos nocturnos, que se repetían dos veces cada uno. Al finalizar la primera etapa quedamos en el tercer lugar de nuestra categoría, la RS4, a sólo 8,9 segundos del puntero. En la segunda etapa, a plena luz del día, arrancamos más confiados. Salimos a recuperar la diferencia, pero un  problema mecánico nos dejó de a pie a cuatro kilómetros del comienzo. Sin embargo, la idea es concurrir a la próxima edición, con un Lancia, para aprovechar la experiencia que Gustavo tiene sobre ese vehículo.

Foto: Gentileza Jorge Del Bueno

 

Dandy Smoking - VCP

Valid XHTML and CSS.