Menú principal

Usuarios en Linea

Tenemos 70 invitados conectado(s)

Buscador general

THIERRY NEUVILLE Y HUYMNDAI GANAN EL TOUR DE CORCEGA PDF Imprimir E-mail
Escrito por Administrator   
Domingo, 31 de Marzo de 2019 21:31

Elfyn Evans pierde el liderato en el último tramo con un pinchazo, dejando que Sébastien Ogier se suba al segundo puesto. Thierry Neuville y Nicolas Gilsoul han conseguido la victoria en el Tour de Córcega en un final de tensión y drama puro hasta el último momento, batallando contra Elfyn Evans como ya ocurrió en el Rallye de Argentina 2017. En esta ocasión el galés, que iba líder hasta el último tramo, sufrió un pinchazo que le ha relegado a la tercera posición, por detrás de Sébastien Ogier/Julien Ingrassia y por delante de Dani Sordo/Carlos del Barrio.

 

 

Los tramos corsos ocultan peligros en cada curva, como pudieron comprobar varios pilotos desde el primer tramo. Primero era Sébastien Ogier cometiendo un error en una curva de derechas, seguido de un Kris Meeke que pinchaba la rueda delantera derecha de su Toyota. Ni siquiera el gran maestro se libraba, pues en una curva de izquierdas Sébastien Loeb patinaba más de la cuenta, pegaba contra una roca y dañaba la suspensión trasera derecha de su Hyundai i20 Coupé WRC – si bien fue capaz de reparar tras el tramo y continuar la marcha. El scratch caía en manos de Elfyn Evans, que se colocaba líder por delante de los Hyundai de Neuville y Sordo.

 

 

Meeke volvía a la carga en el segundo tramo del día y conseguía firmar el mejor tiempo seguido de su compañero de equipo Tänak, que tomaba la delantera del rallye. El misil estonio que lidera el campeonato de pilotos se situaba en primera posición por delante de Evans y Sordo, quien adelantaba a Neuville. Los Citroën, en su rallye de casa, no parecían estar a su ritmo habitual.

 

 

En el último tramo de la mañana Tänak volvía a marcar el scratch por menos de un segundo de Meeke y Evans. Lappi cometía un error al principio del tramo y perdía unos segundos con un trompo, lo cual le costó la posición con sus compatriotas Jari-Matti Latvala y Teemu Suninen, si bien se mantenía como el mejor de los dos Citroën. Al final de este primer bucle del rallye Tänak era líder por 1,3 segundos sobre Evans, 3,5 segundos sobre Neuville y 7,6 sobre Sordo, estando los cuatro primeros pilotos separados por menos de 8 segundos. Suninen se colocaba quinto por delante de Latvala y Lappi, completando el top 10 Ogier, Meeke y el líder en WRC2 Eric Camilli con su Volkswagen Polo GTI R5.

 

Si en el bucle de la mañana Tänak le había arrebatado el liderato a Evans, el británico respondió marcando el scratch en la segunda pasada por el tramo de Bavella, recuperando la primera posición para M-Sport. Tänak baja al segundo puesto a la vez que se alejaba de los Hyundai de Neuville y Sordo. Por su parte, Sébastien Ogier lograba ascender una posición al rebasar a su compañero de filas Esapekka Lappi.

 

 

La lucha se centraba entonces entre los ex compañeros de equipo Tänak y Evans, con el estonio tratando de recuperar la primera posición y el galés respondiendo con otro scratch para afianzarse al frente, separándose ambos del resto de pilotos WRC. Los otros dos Toyota de Kris Meeke y Jari-Matti Latvala tenían varios problemas, con el británico perdiendo medio minuto y el finés tres minutos con un pinchazo lento que tenía que cambiar en el tramo. Esto beneficiaba a los pilotos de Citroën Ogier y Lappi, subiendo un puesto cada uno.

 

 

Los tramos angostos de Córcega trajeron un toque de polémica en el último recorrido del rallye, pues Meeke seguía perdiendo tiempo y Evans le atrapó en el tramo. El británico de Toyota no le dejó pasar en varios kilómetros y le hizo perder un tiempo con el cual el galés perdía el liderato a favor de Tänak – nada más acabar el tramo Meeke se acercó a Evans para pedirle disculpas. Ogier comentaba problemas de subviraje en su Citroën, pero comenzaba a convertirse en una amenaza para Sordo ya que se situaba a diez segundos del cántabro. Al final del día, una vez se reajustaron los tiempos, Evans era líder por 4,5 segundos sobre Tänak y 9,8 sobre Neuville, completando el podio por delante de la dupla española de Hyundai Motorsport. Sordo se mantenía cuarto con Teemu Suninen y Ogier a sus espaldas. Lappi, Sébastien Loeb (muy desaparecido tras romper la suspensión en el primer tramo), Latvala y Meeke completaban las 10 primeras posiciones.

 

En la segunda etapa eran los Toyota de Kris Meeke y Jari-Matti Latvala los que iniciaban la marcha, seguidos de Sébastien Loeb en una etapa con más de 174 kilómetros cronometrados. El francés batió a ambos Toyota, si bien el scratch recayó en manos de un Tänak que se acercaba a menos de cuatro segundos del líder del rallye Evans. Sordo era capaz de alejarse de Suninen y Ogier, quienes le seguían en quinta y sexta posición.

 

 

Esa misma lucha erizó los pelos a los fans en el TC-8, pues Tänak recortó esa diferencia a tan solo dos décimas marcando el scratch. Neuville seguía acechando a la vez que Sordo continuaba superando a sus perseguidores. El único cambio en la clasificación fue que Meeke adelantaba a Latvala, estando los tres muy lejos de sus rivales en la general – Loeb, su rival más cercano, se situaba más de un minuto por delante.

 

 

Para acabar el bucle quedaba el tramo de Castagniccia, el más largo del rallye con más de 47 kilómetros cronometrados yendo al límite. Al comienzo Loeb cometía un error y trompeaba al dar con una zanja, pero podía seguir. Lappi no tuvo un tiempo tan competitivo como el de Ogier, quien conseguía adelantar a Suninen. El scratch lo conseguía Sordo con un gran tramo recorrido en 29:45.0, superando por 8 décimas a Tänak, 1,4 a Ogier y 3,3 a Evans, quien perdía la primera posición a favor de Tänak. El estonio terminó esta etapa con una ventaja de 2,3 segundos sobre Evans, 17,2 sobre Neuville y Sordo, que mantenía el cuarto puesto con un buen inicio de jornada, a 33,3 segundos de diferencia. Ogier se mantenía en quinta posición, completando el Top 10 Suninen, Lappi, Loeb, Meeke y Latvala. Eric Camilli se había colocado entre los diez primeros con su Volkswagen Polo GTI R5 (líder en la categoría WRC2), pero un pinchazo al principio del tramo le retrasó varios minutos.

 

En el primer tramo de la tarde no hubo sobresaltos importantes, si bien algunos pilotos lo pasaban mejor en el tramo que otros: Neuville y Tänak se mostraban satisfechos mientras que Loeb sufría de subviraje. Kris Meeke, que abría pista con su Toyota Yaris WRC, era el que marcaba el mejor tiempo en el tramo.

 

 

Donde llegó el drama para los Toyota fue en la segunda pasada por Desert des Agriates: primero era Latvala el que sufría un nuevo pinchazo, alejándose aún más del resto de pilotos oficiales mientras Meeke alcanzaba poco a poco a Loeb. Entonces fue cuando Tänak pinchó, al igual que Latvala, el neumático delantero derecho, perdiendo dos minutos en cambiarlo en el tramo. El estonio caía de repente del liderato al séptimo puesto por detrás de Esapekka Lappi. Evans pasaba a ser líder seguido de Neuville y Sordo, con Ogier persiguiendo al español por entrar en los puestos de podio en su rallye de casa.

 

 

Para acabar el día faltaba el tramo de Castagniccia, 47 kilómetros cronometrados a toda velocidad al mismo tiempo que el sol iba cayendo sobre la tarde en la isla en mitad del mar Mediterráneo. Ogier lanzó un ataque brutal con el que, aún con problemas en el sistema antilag de su C3 WRC, marcaba un gran tiempo y adelantaba a Sordo en la general. No obstante el scratch era para Neuville, quien le batía por 3,1 segundos, devorando la diferencia con Evans hasta adelantarle al final del tramo. Este tramo terminó siendo neutralizado de manera dramática, con un fuerte accidente de Lukasz Pieniazek seguido de un incendio en el Volkswagen Polo GTI R5 de Eric Camilli que paró unos metros más adelante. Así pues, al final de esta segunda etapa Neuville era líder por 4,5 segundos de diferencia sobre Evans, jugándose ambos la victoria ya que Ogier, tercero, estaba a 44,8 segundos y Sordo a 49,9. Suninen finalizaba el día quinto con Tänak escalando al sexto puesto a merced de Lappi. Loeb, Meeke y Latvala completaban las diez primeras posiciones a falta de los dos últimos tramos del rallye.

 

 

 

Con tan pocas diferencias, Evans y Neuville partían listos a luchar por la victoria en los dos tramos restantes del rallye a la vez que Ogier y Sordo se jugaban el tercer cajón del podio. Eaux de Zilia, con sus 31,85 kilómetros cronometrados, iba a ser el tramo que iba a marcar las diferencias más grandes, así como el Power Stage del rallye situado en Calvi (con sus 19,34 kilómetros cronometrados, de los Power Stage más largos de todo el mundial).

 

 

 

Los cuatro salieron a cazar, pero por desgracia Sordo fue el primero que empezó a sufrir ya que en la segunda mitad del rallye comenzaron a fallar klos frenos de su Hyundai i20 Coupé WRC, dejándose 23 segundos con Ogier. No obstante, la gran sorpresa venía de parte de M-Sport, pues Evans salía a por todas y se llevaba el scratch para batir a Neuville por 16 segundos, retomando el liderato a tan solo un tramo para el final del rallye, el Power Stage de Calvi.

 

 

 

Meeke marcó un tiempo muy potente que demostraba que era un candidato a la lucha por la victoria de no haber sufrido los contratiempos ocurridos en las dos primeras etapas. Sordo se dejó unos segundos, pero logró mantener la posición frente a Suninen por tan solo 6,2 segundos. Neuville hizo lo que tenía que hacer y marcó un tiempo muy competitivo, añadiendo presión al galés.

 

 

 

Entonces llegó la sorpresa: Evans pinchó el neumático delantero derecho en los primeros kilómetros del tramo, empezando a perder tiempo de manera gradual y diciendo adiós a la victoria. Neuville se hacía de esta manera con su primera victoria del año, así como la primera para Hyundai Motorsport bajo el liderazgo de Andrea Adamo.

 

 

 

El tiempo perdido, un minuto y medio, fue suficiente para que Ogier escalase a la segunda posición pese a lo difícil que había sido para él el rallye. Evans retuvo la tercera posición con Sordo a tan solo 11,8 segundos. Suninen finalizó quinto por delante de Tänak, Lappi, Loeb, Meeke y Latvala, quienes completaron el Top 10 de esta cuarta prueba del Mundial de Rallyes.

 

Clasificación General

 

01-Neuville-Gilsoul-Hyundai i20 3h.22m.59s. 102.782 km/h.

02-Ogier-Ingrassia-Citroen C3-a 40s.3/10

03-Evans-Martin-Ford Fiesta-a 1m.06s.6/10

04-Sordo-del Barrio-Hyundai i20-a 1m.18s.4/10

05-Suninen-Salminen-Ford Fiesta-a 1m.24s.6/10

06-Tanak-Jarveoja-Toyota Yaris-a 1m.40s.

07-Lappi-Ferm-Citroen C3-a 2m.09s.1/10

08-Loeb-Elena-Hyundai i20-a 3m.39s.2/10

 

Campeonato Mundial de Pilotos

 

01-Thierry Neuville 82 unidades

02-Sebastien Ogier 80

03-Ott Tanak 77

04-Elfyn Evans 43

05-Kris Meeke 42

 

Fuente: Revista Scratch

Última actualización el Domingo, 31 de Marzo de 2019 21:49
 

Dandy Smoking - VCP

Valid XHTML and CSS.