Menú principal

Usuarios en Linea

Tenemos 13 invitados conectado(s)

Buscador general

NEUVILLE SE RECUPERA DEL YERRO DEL AÑO PASADO EN SUECIA Y GANA CON AUTORIDAD PDF Imprimir E-mail
Escrito por Administrator   
Domingo, 18 de Febrero de 2018 12:15

Thierry Neuville ha conseguido la victoria en el Rallye de Suecia, siendo su séptimo triunfo en el Campeonato Mundial de Rallyes. Segundo ha acabado Craig Breen – su mejor resultado hasta el momento y un gran resultado para Citroën Racing – mientras que tercero ha acabado Andreas Mikkelsen.

 

Los primeros en salir fueron algunos de los pilotos R5 – un total de cuatro parejas consecutivas de Skoda Fabia R5, liderados por Pontus Tidemand y Johan Kristoffersson, campeón mundial de WRC2 y campeón mundial de WRX de manera respectiva. Tras ellos salieron algunos de los pilotos en la categoría Junior WRC y algunos R5 más (incluyendo un duelo interesante entre el piloto de desarrollo de Hyundai Jari Huttunen y el ex piloto de la marca Kevin Abbring, este año en un Ford Fiesta R5) antes de que comenzasen a aparecer los primeros World Rally Car. Los primeros WRC en salir eran los privados Henning Solberg y Yazeed Al-Rajhi antes de comenzar con los pilotos oficiales, empezando por los jóvenes Teemu Suninen y Craig Breen. A medida que los WRC iban pasando el tiempo se iba recortando poco a poco, sucediéndose varios pilotos en lo más alto de la clasificación general.

 

 

Tänak se enfrentaba a nada menos que Thierry Neuville, quien estuvo cerca de ganar la edición de 2017 (de hecho, lo perdió en este mismo tramo súper especial). El estonio no sólo batió al belga, sino que fue capaz de marcar un tiempo que ni Latvala, Sébastien Ogier o Andreas Mikkelsen pudieron batir. De hecho, Ogier se fue largo en la curva después del salto y acabó perdiendo dos segundos y medio con el que fuera su compañero de equipo en la pasada campaña.

 

 

Pese a que salía segundo y, por tanto, aún con la pista sucia,  Tänak fue capaz de marcar el scratch en el primer tramo de la jornada del viernes. Sus perseguidores más cercanos eran los dos noruegos (Mikkelsen y Ostberg), corriendo en casa ya que el tramo de Finnskog cruza la frontera de Suecia con Noruega. Por detrás de ellos se situaban Neuville, Lappi o Latvala, mientras que Ogier, penalizado con la tarea de limpiar pista, cedía quince segundos con respecto a su ex compañero de equipo.

 

En el siguiente tramo había más nieve fresca depositada sobre la superficie, lo que hacía que deslizase aún más de lo normal – a Ogier se le agravaron más los problemas no solo por tener que limpiar nieve fresca, sino además calando el coche en la salida. Neuville, por su parte, fue capaz de aplastar en los parciales a Tänak y a Latvala, siendo capaz de colocarse al frente de la prueba. Lappi era capaz de adelantar a Andreas Mikkelsen mientras que Ostberg caía hasta la quinta posición en la general, siendo rebasado por Mikkelsen, Lappi y Neuville.

 

Latvala fue capaz de adelantar a Tänak (que acabó el TC-4 con gran enfado al ver la cantidad de nieve fresca que había en la pista) tras un gran tiempo en el último tramo de la mañana, aunque se mostraba preocupado cuando vio que la nieve ocultaba algunos peligros en la carretera. Neuville batió el tiempo de Latvala y, a su vez, Mikkelsen hizo lo propio con el tiempo de Neuville para colocarse segundo en la general por detrás del belga. Por detrás, Evans tuvo un pinchazo al golpear con un objeto en el interior de una curva, el mismo obstáculo con el que pegó también Lappi (aunque sin pinchar). Ostberg marcó un buen tiempo, colocándose cerca de los dos Hyundai al mismo tiempo que se colocaba cuarto en la general. Al final del primer bucle del viernes, Neuville era líder por 3,7 segundos sobre Mikkelsen y 5,3 segundos sobre Lappi, que se mantenía tercero con Ostberg a apenas dos segundos de distancia. Breen, Latvala, Tänak, Paddon, Suninen y Meeke completaban las diez primeras posiciones.

 

Neuville llegó con fuerza para mantener su liderato superando a Latvala, Tänak y un  Ogier que se mostraba bastante molesto con la situación de tener que abrir pista. Lappi apareció más tarde y batió a Neuville, como también lo hicieron Breen y Paddon, marcando scratch sucesivos de manera provisional – el scratch fue para el neozelandés de Hyundai, si bien Neuville mantuvo el liderato del rallye por delante de Lappi y Mikkelsen.

 

La fortuna de Lappi, que estaba a apenas dos segundos de colocarse líder de la prueba, se desvaneció en el TC-6 cuando un error le hizo perder más de medio minuto, cayendo de la segunda a la séptima posición (algo crítico para la posición de salida en la segunda etapa). Neuville era capaz de mantener el liderato pese a no tener su mejor tramo, si bien Mikkelsen se colocaba a un solo segundo de distancia y Ostberg, de vuelta a las posiciones de podio, a siete segundos, seguido de Breen por seis décimas.

 

En el TC-7 Breen marcó su segundo scratch consecutivo que le propulsó hasta la tercera posición en la general, adelantando a Ostberg a la vez que se acercaba a Mikkelsen y Neuville – que mantenía el liderato por un segundo de distancia. En el último tramo del día hubo varios sustos, entre bancos de nieve golpeados y una parrilla de luces (la de Teemu Suninen, en concreto) que se soltó de su posición. Paddon logró marcar el mejor tiempo, rebasando a Breen y Ostberg en la clasificación general.

 

De este modo, al final de la primera etapa era Neuville el que lideraba la prueba con apenas 4,9 segundos de distancia sobre Mikkelsen y 12,1 segundos sobre Paddon, que completaba el escenario ideal del equipo de Michel Nandan. Breen se colocaba cuarto por delante de Ostberg mientras que Suninen, Lappi, Latvala, Tänak y Meeke completaban las diez primeras posiciones.

 

Los tramos del sábado amanecieron con un nivel de agarre más constante que los del viernes, por lo que los pilotos podían exprimirse un poco más en cada curva. Henning Solberg abría pista seguido de Ogier y Evans. Pese a no tener la mejor posición de salida,  Tänak marcó el mejor tiempo por delante de Breen, quien se colocó tercero al adelantar a Paddon. Neuville mantuvo el liderato pese a que por un motivo que en ese momento se desconocía no estaba utilizando las levas, sino el cambio manual del su Hyundai i20 Coupé WRC.

 

Neuville pudo solucionar el asunto de las levas sin problemas, pero en el siguiente tramo tuvo un trompo mientras que su compañero de equipo Mikkelsen golpeó un banco de nieve y perdió bastante tiempo, cayendo de la segunda a la cuarta posición – también Suninen tuvo un incidente similar, perdiendo medio minuto y la posición frente a Latvala. En medio de todo esto, Tänak marcó de nuevo el mejor tiempo seguido de Breen, que se colocaba en segunda posición a poco más de cuatro segundos del belga de Hyundai.

 

El tercer tramo de la mañana era la primera pasada por Vargasen y su Colin’s Crest, con saltos de más de 40 metros de longitud – si bien los carteles que indicaban la distancia duraron menos de lo previsto ya que Suninen se llevó algunos al aterrizar. Mikkelsen adelantó a Paddon para regresar a las posiciones de podio mientras que Neuville marcó el mejor tiempo, marcando distancias con Breen para proteger su primera posición. El belga completaba el bucle matinal con 5,9 segundos de ventaja sobre Breen y 17,6 sobre Mikkelsen, estando Paddon en cuarta posición a 19,2 segundos de distancia (entre Mikkelsen y Paddon apenas había 1,6 segundos de diferencia). Ostberg, Esapekka Lappi, Latvala, Tänak, Suninen y Meeke completaban las diez primeras posiciones.

 

En el primer tramo de la tarde apenas hubo pequeños sustos, pero la constancia del agarre en la nieve hizo que todos los pilotos tuvieran buenos tiempos. Tänak continuó acercándose a Latvala y Breen le sacó más de un segundo a Neuville, colocándose a menos de cinco segundos de la primera posición.

 

El caos se desató en el siguiente tramo, empezando por un golpe con un banco de nieve para Meeke, perdiendo más de dos minutos. Tras el golpe iba rodando lento, siendo alcanzado por Tänak – tanto lo alcanzó que llegaron a tener un toque. Tänak volvió a adelantarle más tarde al igual que Latvala, mientras que Lappi se acercaba a la quinta posición de Ostberg. Meeke tuvo que abandonar ya que el turbo de su C3 WRC estaba dañado tras el impacto.

 

El tercer tramo de la tarde era la segunda pasada por Vargasen y su famoso Colin’s Crest: varios fueron los pilotos que superaron los 40 metros y se acercaron al récord, como Sébastien Ogier u Ostberg, especialista en vuelos de este tipo. Neuville tuvo un aterrizaje a dos ruedas por haber tocado antes del salto un banco de nieve, pero aún así fue capaz de marcar el scratch por 4 segundos sobre Mikkelsen y 4,8 segundos sobre Breen, que seguía peleando por la victoria.

 

Los dos últimos tramos de la tarde eran dos tramos cortos: una segunda pasada por el hipódromo de Karlstad y el tramo espectáculo en Torsby Sprint. Tänak se llevó el mejor tiempo en el primer caso mientras que Neuville se alejó de Breen a casi 20 segundos de distancia – en el último tramo del día, ya a la luz de los focos, fue el belga el que marcó el mejor tiempo, aumentando aún más su distancia con el irlandés de Citroën. Al final de esta segunda etapa, la diferencia entre Neuville (que había marcado las diferencias con sus rivales a base de ajustar su ritmo en cada tramo) y Breen era de 22,7 segundos, mientras que Mikkelsen estaba a 32 segundos de distancia de su compañero de equipo. Paddon, Ostberg, Lappi, Suninen, Tänak y Ogier completaban las diez primeras posiciones.

 

Dos cosas destacaban en el primer tramo del domingo: la visibilidad, al ser en las primeras horas de la mañana, y la velocidad punta: los World Rally Cars rozaban los 200 kilómetros por hora en la recta final de Likanäs. Neuville se dedicó a gestionar la distancia con Breen mientras que Tänak marcó el scratch y Ostberg perdía el quinto puesto a favor de Lappi debido a que cometió un error, fruto de unos reglajes no del todo acertados en su C3 WRC. En la segunda pasada por el tramo Lappi marcó el mejor tiempo, acercándose a la cuarta posición que ostentaba Paddon.

 

En el Power Stage ocurrieron varias cosas inesperadas, siendo la primera que Ogier no tomó la salida a su hora: tardo varios minutos más, esperando a que la pista se limpiara. En el tramo hubo varios pilotos que calaron sus coches en una curva concreta, como Solberg o Paddon – quien perdió el cuarto puesto a favor de Lappi, autor del Power Stage. Ogier logró el segundo mejor tiempo para ganar cuatro puntos, pero la penalización de más de 4 minutos le mandó fuera de las posiciones de puntos. Mientras tanto, Neuville y Nicolas Gilsoul subían a lo más alto del podio en Torsby.

 

De este modo, el belga de Hyundai Motorsport lograba resarcirse de la victoria que dejó escapar doce meses atrás, siendo también la séptima de su carrera deportiva. Breen acabó segundo en su segundo podio en el WRC seguido de Mikkelsen, quien aseguraba su primer podio con el equipo de Michel Nandan. Lappi, Paddon, Ostberg, Latvala, Suninen, Tänak y Evans completaban las diez primeras posiciones.

 

 

Takamoto Katsuta vence a los Skoda oficiales en WRC2

 

El piloto japonés consigue ganar el Rallye de Suecia dentro de su categoría frente a Pontus Tidemand y Ole-Christian Veiby

 

Takamoto Katsuta ha conseguido la victoria en el Rallye de Suecia dentro de la categoría WRC2, siendo la primera vez que lo consigue después de haber alcanzado varias veces el podio en 2017. Katsuta, a los mandos del Ford Fiesta R5 de Tommi Mäkinen Racing (pues es piloto de desarrollo de Toyota Gazoo Racing), ha logrado batir tanto a Pontus Tidemand como a Ole-Christian Veiby, pilotos oficiales de Skoda.

 

Katsuta estuvo al frente desde el primer tramo, cediendo de manera breve el liderato de la prueba ante Tidemand antes de tener una gran primera etapa en la que rebasó a los hombres de la escudería checa. En la segunda etapa estuvo peleando contra ambos, siendo capaz de mantener las diferencias a base de scratch – de hecho, venció a Tidemand en un mano a mano en la segunda pasada por la súper especial de Karlstad al final del día.

 

El japonés se preocupó de administrar distancias hasta el final y logró llevarse el rallye dentro del WRC2 por 4,5 segundos sobre Tidemand y 30,5 sobre Veiby. Mattias Adielsson, Janne Tuohino, Jari Huttunen, Hiroki Arai, Lars Stugemo y Lukasz Pieniazek completaron las posiciones restantes en la categoría. No obstante, entre el Top 10 absoluto se colaron varios pilotos no prioritarios como es el caso de Johan Kristoffersson (campeón mundial de rallycross que marcó varios scratch), Mattias Jirvelius o Nil Solans, en su primer rallye mundialista del año.

Clasificación Final
01-Neuville-Gilsoul-Hyundai i20 2h.52m.13s.1/10
02-Breen-Martin-Citroen C3-a 19s.8/10
03-Mikkelsen-Jaeger-Hyundai i20-a 20s.3/10
04-Lappi-Ferm-Toyota Yaris-a 45s.
05-Paddon-Marshall-Hyundai i20-a 54s.4/10
06-Ostberg-Eriksen-Citroen C3-a 1m.15s.3/10
07-Latvala-Anttila-Toyota Yaris-a 2m.04s.9/10
08-Suninen-Markkula-Ford Fiesta-a 2m.52s.2/10
Próxima fecha tocará suelo americano siendo México quien albergue en su tradicional ya Guanajuato a partir del 08 de marzo del mes próximo.
Fuente: Revista Scratch
 

JE José Elias Automotores

Valid XHTML and CSS.