Menú principal

Usuarios en Linea

Tenemos 24 invitados conectado(s)

Buscador general

QUINTA VICTORIA CONSECUTIVA DE OGIER EN MONTE CARLO PDF Imprimir E-mail
Escrito por Administrator   
Domingo, 28 de Enero de 2018 22:58

El francés completa un recital para llevarse la primera victoria del WRC 2018. Sébastien Ogier se ha anotado la victoria en el Rallye de Monte-Carlo, siendo la quinta consecutiva que logra en la prueba alpina. El francés de M-Sport y vigente campeón mundial ha logrado la victoria en su prueba de casa por delante de los pilotos de Toyota Ott Tänak y Jari-Matti Latvala.

 

A lo largo de todo el fin de semana Ogier fue capaz de controlar de una manera sobrenatural, manteniendo las ventajas frente a sus rivales (sobre todo a su ex compañero de equipo Ott Tänak, que disputaba su primera carrera con Toyota). Incluso con los diversos errores que tuvo (semitrompo en el primer tramo y engancharse en una zanja al día siguiente, entre otros), llegó a la última etapa con una ventaja superior al medio minuto de distancia.

 

Para la última etapa quedaban apenas cinco tramos, entre los que se encontraban una versión recortada del mítico Col de Turini y el Col de Braus, que en su segunda pasada albergaría el Power Stage de la prueba alpina del Mundial de Rallyes. En el primer tramo del domingo Ogier marcó un nuevo scratch que agrandaba su ventaja con respecto a Tänak en once segundos y medio, colocándose líder con 45 segundos de ventaja.

 

El segundo tramo del día era la primera pasada por el Col de Braus en la que Neuville volvía a ser el más rápido: esto creaba una situación interesante ya que se tenía a tiro de piedra a Elfyn Evans, si bien Kris Meeke estaba a más de medio minuto y, por tanto, algo lejos para atraparle en los dos últimos tramos. Por su parte, Ogier era capaz de alejarse algo más de Tänak.

 

 

La segunda pasada por el Col de Turini seguía estando muy delicada en muchos puntos lo que provocaba patinazos por doquier – sin ir más lejos, Bouffier y Lappi (que se había quedado sin clavos en sus neumáticos) tuvieron salidas de pista en la misma curva de izquierda. Neuville y Evans se acercaron a apenas unos segundos de Meeke mientras que Ogier ya tenía todo bajo control para asegurar la victoria.

 

En el Power Stage los Hyundai de Neuville y Mikkelsen fueron a amasar puntos para el Power Stage, pero fueron sorprendidos por un Meeke que se llevó el mejor tiempo (con sus correspondientes cinco puntos) con su C3 WRC – no obstante, la gran sorpresa fue Lappi, que pisó un trozo de gravilla y se salió de la pista, cayendo de la cuarta a la séptima posición. Mientras tanto, Ogier se aseguró la victoria seguido de Tänak (que lograba batir a sus nuevos compañeros de equipo) y Latvala.

 

 

Ogier logró la victoria por un amplio margen (casi un minuto de ventaja) sobre Tänak y Latvala – un podio que se repetía un año más, aunque en 2017 fue Latvala el que acabó segundo y Tänak tercero. Meeke finalizó cuarto tras un fin de semana complicado, seguido de Neuville, Evans, Lappi, Bouffier y Breen.

 

 

KOPECKY GANA CON SOLVENCIA

 

El piloto de Skoda Motorsport podría haber tenido una tarea relativamente fácil antes de comenzar el día, con una ventaja de 12 minutos y 12.0 segundos sobre su rival más cercano, pero aún tuvo que enfrentarse a las difíciles condiciones planteadas por las cuatro especiales restantes. .

 

Kopecky dejó que Teemu Suninen se llevase la gloria en las primeras tres especiales del día, antes de probar su clase en el TC17 (La Cabanette - Col de Braus) con un ataque final para consolidar una victoria contundente, superando a todos sus perseguidores de categoría en el tramo de 13.58 km.

 

"Lo hemos intentado muchas veces, ¡y ahora finalmente hemos ganado aquí!", reflexionó el piloto checo. "Al principio, las condiciones eran realmente complicadas, así que comenzamos un poco más lento al tratar de presionar a los demás”.

 

"Después del viernes, nos quedamos con una ventaja bastante grande, pero aún así teníamos que concentrarnos al 100%. No teníamos nada que ganar y mucho que perder, así que teníamos que tener cuidado. Simplemente tratamos de disfrutar mientras nos aferramos firmemente al medio del camino. Viendo todo lo que sucedió este fin de semana, definitivamente puedes decir que este es el rallye más difícil del mundo”.

 

Conduciendo con el único objetivo de llegar a la meta, Guillaume de Mevius se llevó la segunda plaza con su Peugeot 208 - a 14 minutos y 46.1 segundos del ganador - con Eddie Sciessere (Citroën DS3) en un distante tercer lugar, perdiendo tiempo antes de un pinchazo en el TC14 (La Bollene Vesubie - Peira Cava) y llegando a casa 22 minutos y 47.7 segundos por detrás de Kopecky.

 

Suninen, cuyas esperanzas de podio se esfumaron por un accidente el primer día, terminó cuarto, a 33 minutos y 31.1 segundos del vencedor.

 

 

Guillaume de Mevius ha sido penalizado con dureza por parte de la FIA al final del Rallye de Monte-Carlo debido a una irregularidad en la batería de su Peugeot 208 T16 R5. El piloto belga ha perdido la segunda posición dentro de la categoría WRC2, acabando al final de la categoría en la clasificación general.

 

 

La batería de su Peugeot tenía un peso de 3.650 kilogramos cuando la normativa de los R5, en el Apéndice J del código deportivo de la FIA, especifica que ha de pesar 8 kilogramos. Según el jefe del equipo, Lionel Hansen, la batería fue fabricada por un suministrador francés que les hizo la batería con las especificaciones de un R2 o un R3 (ya que el tamaño y la posición en su instalación es igual, pero no en el peso) sin fijarse en el peso.

 

 

El equipo de de Mevius argumentó que se fijaron sobre todo en la ficha de homologación del 208 T16 R5 para construir el coche de cara al Monte-Carlo, no prestando atención al Apéndice J donde se especifica el peso de la batería. De hecho, el coche en su conjunto sí que llegaba al peso mínimo.

 

 

Pese a que el error no fue malintencionado ni para ganar una ventaja frente a sus competidores, la FIA decidió bajarle seis puestos en la clasificación final del rallye a base de darle 19 minutos de penalización. Con esta decisión, tras el ganador de la prueba Jan Kopecky en WRC2 se sitúan en el podio de la categoría Eddie Sciessere y Teemu Suninen, quien se reenganchó tras un accidente en la primera etapa.

 

Fuente: Revista Scratch y WRC

 

 

JE José Elias Automotores

Valid XHTML and CSS.