Menú principal

Usuarios en Linea

Tenemos 45 invitados conectado(s)

Buscador general

CONOCIENDO AMIGAS...LAURA CEREZO Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 11
MaloBueno 
Otros
Lunes, 21 de Marzo de 2011 23:31

Muchas veces el papel de la mujer es fundamental en el automovilismo, conocemos jefas de prensa de equipos oficiales, pilotos, navegantes, hoy la Manager del WRC es mujer, oficiales de mesa y finalmente jefas de prensa de una prueba mundial, para este caso, Laura Cerezo cumplió con gran éxito esta función durante mucho tiempo en el Rally de Argentina y aquí la conocemos donde nos cuenta como se desempeñaba.

 

 

Como integrantes de esta página queremos expresar el inmenso honor que nos provoca presentar una nota de este tipo, lo que nos genera un orgullo también de que Laura con semejante trayectoria se brinde de la forma que lo hace en esta nota y con el entusiasmo que nos relata sus vivencias profesionales en el Rally.

 

- ¿Como comenzaste a relacionarte con todo esto del rally y como llegas a la idea de trabajar de esto?

Los autos me gustaron siempre y las carreras eran una pasión familiar. Mi hermano Rafael – actual redactor de la sección automovilismo de La Voz de Interior- es culpable de este interés por el tema.

Apenas terminé el secundario, en 1984, empecé a trabajar medio día en la agencia de publicidad Sprinter Producciones de Eduardo Gesumaría “Sprinter”, la persona que más sabe de automovilismo por estas latitudes. El ponía al aire en esa época el programa Autodinámica y las transmisiones del rally por LV3, de manera que ahí me familiaricé un poco con  la “cocina” y el armado de las transmisiones. También trabajaba como encargada de prensa de la ACK Asociación Cordobesa de Karting, que por entonces corría en el kartódromo de Saldán. Poco tiempo después me convocaron del Automóvil Club Argentino Filial Córdoba y allí me empecé a ocupar de los aspectos organizativos del Rally Argentina, que por entonces desarrollaba las primeras ediciones en Córdoba. En 1996 el Arq. David Eli estableció la secretaría permanente del Rally Argentina y así trabajamos todo el año y no sólo los meses previos a la carrera.

 

- ¿Cuantos años estuviste en la secretaria del rally de Argentina?

La primera edición del Rally Argentina en Córdoba 1984, la cubrí para Sprinter Producciones  en LV3 como intérprete. Desde 1985 hasta 2003 inclusive trabajé para la Secretaría del Rally y como Oficial de Prensa.

 

- La tecnologia avanza de prisa. ¿Qué elementos se usaban para confeccionar papeleria, folletos, hojas de ruta, etc y con qué se los hace acutalamente?

La verdad es que los cambios tecnológicos han sido increíbles y vertiginosos como los propios autos. En las primeras ediciones en Córdoba 85 al 89, todavía colocábamos télex o teletipos a disposición de los periodistas en sala de prensa del Estadio Córdoba (ahora Kempes). Después la novedad fue el fax y entonces dejamos de instalar los télex. La verdadera revolución vino con la posibilidad de transmitir voz, datos y fotos a través de líneas de alta calidad ISDN, reemplazando por ejemplo a las telefotos, que antes enviaban las agencias de noticias y los grandes diarios. Luego llegamos a la posibilidad actual de Internet, wi-fi y la velocidad en la transmisión.

A nivel de impresiones, siempre pusimos mucho esfuerzo para hacer materiales de alta calidad, desde los folletos a los road books, que casi siempre fueron considerados los mejores del año. David Eli era muy exigente en este aspecto. De los primeros textos que parecen  “a máquina”, a los impresos actuales se advierte una enorme evolución. Juan Béjar en diseño gráfico y Eduardo Pianella en las impresiones han sido los responsables de los materiales. El libro de cómputos era hecho artesanalmente por todo el equipo de prensa y nuestro orgullo era entregarlo apenas una hora después de que los resultados se oficializaban.

Hoy en día, toda la info previa del Rally se envía de manera digital y se imprimen sólo los materiales definitivos.

 

- ¿Como se hacia la toma de tiempos y como se la transmitia al centro de computos en los años 80?

Por aquel entonces la toma de tiempos era al segundo y se hacía con  los relojes impresores homologados Tag Heuer. El “taqueo” era a mano con la imprecisión que ello conlleva y los tiempos se transmitían por radio VHF, diciendo por ejemplo a la Central “Orden 4, máquina número 6, tiempo 10 minutos, 9 segundos”. Y Central podía responder “Final del PC 5, repita por favor tiempo máquina 6”. Los tiempos se asentaban en la planilla y en el carnet de ruta y la cinta impresora del reloj era una prueba importante.

Después- cuando en 1998 la FIA exigió la toma de tiempos a la décima- un equipo de técnicos cordobeses encabezado por Hugo Gavilán y Jorge Pagni desarrolló un sistema digital a través de líneas telefónicas sólidas, que enviaba los datos en forma automática desde los propios relojes instalados en los tramos de velocidad a una consola digital y desde allí al centro de cómputos en Córdoba. Llevamos este novedoso sistema- aún en etapa experimental- a los ralles de Finlandia 98-99 y 2000 y luego a los de Chipre y Grecia 2000 y 2001.  Poco después la categoría homologó un sistema de toma de tiempos para todos los rallies del campeonato- muy eficiente, pero infinitamente más complejo que el nuestro- que se basaba en algunos conceptos de nuestro “modelo cordobés”.

 

 - El periodismo internacional, es vastamente conocido por vos. ¿Quien fué el periodista, qué más te impresionó, por sus conocimientos, profesionalismo, etc?

Hubo varios. Uno de ellos sin dudas, Martin Holmes, periodista británico autor de un libro anual que refleja todas las carreras del campeonato. Antes de cada carrera me enviaba unos cuestionarios eternos, que comenzaban con el punto  a) y podían terminar en el s), abarcando cuestiones tan variadas como la hora de la salida el sol el día de la coronación, a la mayor altura exacta del rally. Apenas le respondía, ya tenía otro listado de preguntas de nuevo.

Otro gran periodista también inglés David Williams, dirigía una de las web de rallies más importantes de los ’90.  Era sumamente respetado por sus colegas. Gran profesional, muy incisivo, recuerdo que reflejó la indignación de Luis Moya cuando se hizo el anuncio en el Rally Argentina que se iba a correr en Chipre “Nos mandan a correr a un país que no conoce nadie, casi en guerra” decía Moya imprudentemente.

Yo justo viajé a Chipre, asistí a la conferencia previa al Rally, y ahí Moya explicaba que estaba “muy feliz” de estar en Chipre. Miré a los costados a ver si alguien se animaba a preguntar y sí, David Williams le recordó a Moya sus palabras dichas en Argentina y lo hizo poner colorado.

Lamentablemente en el 2004, David Williams falleció. Tenía apenas 43 años.

Hay muy buenos periodistas franceses también que además de hacer una buena nota sobre el rally, también saben reflejar la realidad social de la Argentina, que ha sido muy cambiante en estas décadas. 

Agrego una ex jefa de prensa: Annick Peuvergne del equipo Peugeot, con quien todavía me escribo y a quien he visitado alguna vez en Francia. Super amable, eficiente y dispuesta a vincular a sus pilotos con los periodistas. Lo opuesto a Marie Pierre, la actual jefa de prensa de Citroen, que ladra y sólo le falta morder, complicando mucho la relación de los colegas con Sébastien Loeb.

 

- ¿Qué cosa rara te pidieron alguna vez, qué no tenias en tu poder? y cómo lo solucionaste?

Muchas cosas. Nos llevábamos de todo a la Sala de Prensa del Estado Córdoba o a las salas de prensa satélites de las sierras por las dudas, pero…

Lo que más pedía todo el mundo eran adaptadores, de dos patitas a tres patitas, de dos redonditas a tres chatitas. El mundo es global, pero los fabricantes de adaptadores no se enteraron.

Una vez a la inglesa Hayley Maxfield de prensa de Subaru- actual jefa de prensa FIA-  le robaron algunas cosas de un baúl del equipo. Cuando voy con mi mejor cara a ponerme a disposición para ayudarla, me dice: “Las cosas de Subaru están aseguradas y listo. No tiene importancia. Lo que necesito ya es que una persona de tu staff de prensa me acompañe a una perfumería a reponer mis cremas y maquillaje. Eso es lo verdaderamente urgente”.

Y bueno. Tuve que destinar una persona – de idioma inglés claro- para que fuera de shopping con ella.

Después el jefe de prensa de FIA de hace unos años Piero Sodano salió desesperado de su oficina …porque le había picado un mosquito! Me mandó urgente a comprarle repelente y antialérgicos.  Estando en el estadio, nada era muy fácil y si era domingo no era fácil encontrar negocios abiertos en las cercanías.

Con los años aprendí que además de mi staff fijo tenía que tener una persona extra, para ocuparse de los imprevistos, por si un periodista sufría un accidente y por ejemplo tenía que declarar ante la policía, o si perdía el pasaporte y tenía que gestionarlo ante una embajada o consulado. De esa manera cumplíamos un buen servicio y no se resentían las tareas propias de prensa. 

 

- Sos una amante del rally y licenciada en comunicación. ¿Te hubiese gustado dedicarte 100% a seguir el rally y hacer notas escritas, televisivas, radiales?

Me hubiera gustado seguir por lo menos una temporada completa de rally, o desde la organización o algún medio. Saber qué se siente girando todo el año con ese enorme circo. En el 2000 estuve en cinco rallies –Argentina, Finlandia, Chipre, Grecia y Gran Bretaña- Me fascinó.

También me dí el gusto de volver a Cadena 3 y participar de las transmisiones 2007-2008-2009, con todos los adelantos en tecnología. Fue como pasar del otro lado del mostrador.  El año pasado cuando se corrió el rally, yo estaba de vacaciones en Europa, así es que no estuve.

Lo que más me gusta es escribir, después la radio. La TV menos.

 

- ¿Cuales son el piloto, navegante y jefe de equipo, qué más recordas y porqué?

He admirado a varios pilotos: Markku Alen, Didier Auriol, Tommi Makinen, Marcus Gronholm, pero el que más me ha apasionado siempre es Colin McRae. Era increíble. Me puso muy feliz su triunfo del 2001. Para mí, le cambió la cara al mundo del rally. Lamenté mucho su muerte y la de su hijo.

Entre los navegantes, por su lazo con Córdoba, llegué a trabajar con Tiziano Siviero, el navegante de Miki Biasión, que es un tano admirador de nuestro país, muy sencillo y super simpático. Conoce palmo a palmo los caminos de todo el país y tiene una increíble colección de mapas de todo el mundo.

De los jefes de equipo, los que más he apreciado son John Millington de Ford y Ken Rees de su etapa en Subaru. Eran tipos que estaban siempre a mil, muy exigentes, pero que no perdían el don de gente y eran muy ubicados para pedir las cosas.

 

- ¿A qué personaje recordas, qué con su trato te haya impactado, por cordial, educado y cultor de las buenas costumbres?

Uno extranjero y otro local. Nicky Grist, navegante de McRae, por su acento inglés increíble, sus buenas maneras y porque cuando teníamos un mensaje de “portate bien” para Colin, él era el mensajero. Y Martín Christie, porque siempre nos pedía las cosas de la mejor manera y con una sonrisa.

De manera opuesta, un locutor de la BBC me insultó en mi cara, porque anticipé unos minutos el inicio de la conferencia de prensa final, creo que en 2002, porque ya estábamos todos: pilotos, jefes, periodistas. Y todos me miraban como cuando el árbitro no empieza el partido. Y bueno decidí largar, porque estando así todos en silencio, parecía un velorio. Se enojó mucho, claro, porque él iba en directo para la radio. Después me pidió disculpas y seguimos siendo buenos amigos.

 

- ¿Hay alguna anécdota que recuerdes especialmente y que quieras contar?

Una personal. Cuando llegó el momento de las verificaciones previas del Rally 2001, llegó John Millington el Director Deportivo de Ford  a la oficina y medio en broma, medio en serio, le dije que se quedara tranquilo, que Colin McRae ganaría el A8 y Gabriel Pozzo el N4.

Increíblemente así ocurrió, y cuando estábamos todos listos una vez terminado el rally en la conferencia de prensa final en el salón del Holiday Inn, entró John Millington acompañando a Colin para responder preguntas. Cuando John me vio le susurró algo al oído a Colin, y éste se acercó a saludarme, antes de tomar asiento. Fue una gran alegría para mí. Seguro que le dijo: ”Esa que esta ahí, pronosticó tu victoria”.

 

- Si tuvieras que expresarte sobre la familia del rally. ¿Que nos dirías?

Tuve la oportunidad de trabajar en las salas de prensa del rally y de la F1 y son dos mundos muy distintos. En el rally existe todavía una camaradería, una relación a nivel humano, que en la F1 no existe. Los pilotos de F1 parecen de otra galaxia. Los periodistas también y son ultra exigentes. Una fotocopia torcida puede derivar en un ataque de nervios!

 

- ¿Como ocupas tu tiempo actualmente?

Dejé de trabajar en Cadena 3 en noviembre por razones personales y estoy evaluando qué voy a hacer en el futuro. En enero trabajé al igual que los años anteriores, para la organización del Dakar conduciendo junto a Mariano Iannacone, las ceremonias de largada y llegada del evento en el Obelisco y en La Rural. Son ceremonias del 6 o 7 horas, sin pausas. Terminé extenuada, pero feliz. Los trabajos que más satisfacciones me han dado en la vida son aquellos en los que hay ruido de motores y olor a nafta.

 

 Muchisimas Gracias Laura por tu tiempo y dedicación.

 

Dandy Smoking - VCP

Valid XHTML and CSS.